Mostrando entradas con la etiqueta Política monografías y reflexiones. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Política monografías y reflexiones. Mostrar todas las entradas

martes, 28 de junio de 2022

Solo sé que no sé nada...

En el eco resuenan sabias palabras. Y para quien no se detiene a pensar en ellas, no dicen nada. Sin embargo fueron dichas y luego escritas con toda intención. Por ejemplo: "Dicen que hay dos tipos de dolor. El dolor inútil y el que nos hace más fuerte." Y sobre estas mismas palabras, a veces me pregunto: Si algunos tuvieron la posibilidad de elegir una de las dos opciones, ¿Por qué hubo otros que simplemente eligieron las dos? Especulando pienso, que simplemente el hecho de saber de su propio error y el deseo de revertirlo los arrastró inevitablemente a esa situación, en la que no hay paz, solo una gran lucha interior con momentos de sufrimiento, gloria, calma y dolor sin un orden específico, sin caos, en la que una cosa lleva a la otra, donde no hay tres sin dos.

Quien elige el dolor, sabe que el castigo le privará de algo que aprecia y ese es el camino que encuentra para su propia redención. Quien eligió el dolor, probablemente no tuviera otra elección y aunque sin saberlo de alguna manera eligió también la autoflagelación. A sabiendas de que hay cuentas del alma que nunca se han de pagar, aunque el tiempo casi siempre termine por hacer su magia ocupando su lugar. Como dice el refrán: "Después de la tormenta viene la calma." Sin embargo para quien elige el dolor no hay momento de paz.

Los que eligieron ser fuertes, antes tuvieron que elegir el dolor.  Y en algún momento fueron tan pesimistas que solo estaban deseando perder, tan solo para tener la razón. Lo que les hizo fuerte no fue su margen de acierto sino su margen de error. Los que eligen ser fuertes, no lo hacen por vocación, lo hacen por la misma razón de quien elige el dolor. Entendiendo que el sacrificio será el camino que encuentren para acallar la vergüenza de su propio error. Los que eligen ser fuertes saben que la vida también les privará de algo. Y esperan en algún momento premio o compensación. Sin embargo a veces ser fuerte se trata tan sólo de ser un buen perdedor...

 



jueves, 3 de febrero de 2022

Notas ...

Cierta tendencia nos obliga a luchar sin descanso, sin considerar la "rendición". Cuando no se trata de rendirse o postrarse ante nadie. Es saber convivir con lo que no puedes cambiar. Se trata de ser consecuente. De respetar el derecho a elegir de otros, lo cual no deja a ninguna de las partes en mejor o peor situación sino donde debe estar...

Ser sincero no es verter un criterio sobre alguna cosa sin tener en cuenta el esfuerzo y la intención con la que se realizó. Sobre todas las cosas cuando nadie ha pedido saber tu opinión...

Renuncias a la belleza sin otra razón que no sea la de considerarla superflua. Te averguenzas y niegas algo que para algunos es obra de la naturaleza y para otros, la obra de Dios. Y entonces te refugias en la aspereza o la grosería, como si eso te hiciese mejor. Sin saber que no se trata de lo que eres, sino de que haces con lo que tienes...

Borrador...

domingo, 3 de enero de 2021

Desde siempre.

Desde siempre he escuchado que todos tenemos nuestra propia guerra. Que el mundo es hermoso tal cual es. He escuchado desde siempre que si te esfuerzas, que si lo deseas de corazón, podrás ser todo lo que quieras... etc. Sin embargo a veces dudamos, porque sabemos que todo tiene un precio, que en algún momento hemos de pagar.  Tanto si vas a por lo que quieres, como sino vas. 

Y solo entonces comprendemos que no importa el tamaño de lo que deseas, si lo que deseas no es igual en proporción a tu deseo de ayudar. No importará, si tu deseo no implica a otros, cuando es en beneficio propio o si tan solo es por el mero hecho de poseer lo que algunos o porque simplemente quieras más. Y en algún punto te das cuenta que nada tiene sentido. Ni maldecir en silencio, ni murmurar con ternura, pasión, bienquerencia, devoción o simpatía al oído. Porque el secreto de la felicidad debe de ser compartido, ya sea porque a veces pesa como un ladrillo o por ese eco manifiesto que reza "sobre las cosas que el dinero no puede comprar".

... No renuncié al amor. Sólo que si el amor es más fuerte, me doy por vencido. Y aunque no fuere conmigo, a ella le deseo toda la felicidad. Si todos tenemos nuestras propias guerras, ésta será la mía... Por eso allí donde estés, sin importar que tan lejos o cerca, no te olvidaré jamás.


LPF.01F85 

viernes, 1 de enero de 2021

Buscar la virtud como valor esencial.

 

Dicen que para poder amar a los demás, una persona debe amarse a sí mismo. Pero como casi todas las cosas tiene un doble razonamiento en esta vida, en ambos casos es difícil encontrar el termino medio. Es difícil encontrarlo, porque algunos están dispuestos a morir por lo que aman y otros se aman tanto a sí mismos, que terminan muriendo solos.  Es toda una ecuación perfectamente balanceada, en el que ambos puntos son necesarios, donde nada está mal, ni bien.

El egoísmo racional (amarse uno mismo) Va creando puntos de inflexión en el presente, para construir el futuro, sobre la base lógica de haber aprendido de los errores del pasado. Pocas personas escarmientan por cabeza ajena. Así que tus errores son tu mejor escuela y en muchos casos ese punto de inflexión necesario, que te permite realizar un viaje introspectivo dentro de ti mismo, únicamente para aportar luz a la oscuridad, para auto perdonarte y adquirir y desarrollar tus propios estados mentales. Que con el tiempo liberarán a tu mente de la divagación sobre el ensoñamiento de lo que pudo ser.

El egoísmo irracional (Amar a muchos) es bastante más fácil. Y a pesar de que hay una consigna de valores y méritos, para que semejante obra dé lugar. En muchas ocasiones una persona no tiene que hacer nada para que una segunda persona le ame. El amar a los demás sin tener en cuenta estas consignas de valores y méritos convierte al amor en algo irracional y lo degrada a un mero componente fisiológico que termina creando dependencia sobre la otra persona. Amar por Amar es como Vivir por Vivir. No se puede amar indiscriminadamente, porque estaríamos convirtiendo al amor en algo banal...


jueves, 24 de diciembre de 2020

Teníamos algo en común...

Teníamos algo en común. Habíamos sido concebido con el mismo propósito de una escopeta de feria. Y no me refiero a fallar, sino al momento previo, ese en el que apuntas y vuelves a apuntar y cuando crees tenerlo aguantas la respiración aprietas el gatillo y en vez de un Oso gigante y hermoso te llevas un llavero, porque evidentemente has fallado. Y aún sabiendo cual será el resultado, lo vuelves a intentar. Y desistes cuando ya tienes llaveros para toda la familia y algún vecino más. Y te das cuenta que a pesar de todos tus esfuerzos e intentos, hay quien únicamente reduce todo el tiempo anteriormente descrito a esa milésima de segundo en la que aprietas el gatillo, a ese simple gesto.

Teníamos en común algo más,  que sin importar lo que pensáramos la vida parecía estarnos constantemente corrigiendo. Y lo que pensáramos hoy, después de un tiempo nuestros propios actos ya lo habían deshecho. Y entonces no dejábamos de pensar al respecto, sobre si era karma, mala suerte o es que simplemente éramos unos paletos. 

Teníamos en común algo más. Los sentidos y el silencio. Y a pesar de todo esto, teníamos que convivir con seres entrañables y otros menos, con gente a la que amábamos y otras menos, teníamos que ser felices con lo que teníamos y a veces con menos. Teníamos que pedir disculpa y a veces no llegábamos a tiempo. Y entonces las cosas importantes dolían y algunas otras aunque también, menos. Teníamos tantas cosas en común que cuando las cosas se ponían bonitas, lo hacían hasta para los feos. Y entonces me di cuenta muy lejos de mi ego, que nada era como yo pensaba y que a la vez nada dejaba de serlo. Que sin importar lo que fuera, sería, porque no era cosa mía, sino del tiempo...


Perdón a quien por un arranque ira ofendí, cuando debí guardar silencio.

viernes, 20 de marzo de 2020

Verguenza divina!!


La misma creencia que nos aferra al amor y que nos lleva a equivocarnos una y otra vez. Es la misma que por otro lado constantemente nos demuestra que creemos en cosas y hechos inexplicables cuando no son razonablemente lógicos. El humano guiado por la Fe divina espera y se conforma, porque incluso el orden natural del universo para él es una cuestión de azar y pretende que la suerte entre en todas sus ecuaciones como un valor exponencial que le proporcione la solución.

Y por otro lado está Dios (Ala, Jehová Buda) ausente y libre de toda culpa en un universo infinito contemplando un planeta corrupto, que se le fue de las manos. Y nos observa, puede que incluso un tanto avergonzado de su propia creación. Mientras no deja preguntarse en qué se equivocó??  Y es que yo en su lugar, tampoco haría acto de presencia. Simplemente porque no podría explicar como pude dotar a los hombres de algo tan grande como la lógica y la razón, para que se destruyeran a sí mismos en repetidos actos de FE ...



sábado, 16 de noviembre de 2019

La idea...


La muerte es algo con lo que hay vivir. Y no importa en que dirección corras o donde te escondas, porque siempre te alcanza o al menos eso es lo que parece. Es un valor casi tan seguro como la vida. Y digo casi tan seguro. Porque en vida puedes hacer lo que quieras, lo que te propongas. Y si desde tu punto de vista no lo logras. Al menos en vida tu esfuerzo o creencia te otorga ese derecho u oportunidad a intentarlo, una y otra vez. Hasta que lo consigas o simplemente hasta que te hayas hartado. Por otro lado la muerte solo enmarca el fin de la materia. Y nos deja la incógnita de si puede haber vida en un más allá o para los más optimistas si el paraíso es algo real. 

La idea de que siempre podemos hacer algo está ahí. Es más a veces nos persigue incluso nos quita el sueño. Lo que pasa es que muy pocos sabemos que es lo que podemos hacer para llegar esa escala común que la mayoría definimos como felicidad. No sabemos la cuantía de fracasos para dejarlo de intentar. Y a veces somos tan egoístas, que por lo que hacemos simplemente creemos merecer esa oportunidad o algo más que el resto.  Solo porque cotizamos al alza nuestros esfuerzos que casi nunca compensan el valor de lo queremos alcanzar.

La muerte está en todo el recorrido. Morimos todos los días y nuestra naturaleza como un don nos regala cada mañana una nueva oportunidad. Siempre se puede empezar de cero al menos con uno mismo. Lo que nunca podremos hacer será volver a un tiempo pasado o deshacer lo que ya ha sido hecho y pretender en un nuevo intento que todo vuelva a ser para entonces igual. Somos millones de personas cometiendo los mismos errores. (Es lo que piensan algunos). Sin embargo otros vemos millones de personas que no lo dejan de intentar. Desde entonces me rijo por tres sencillas reglas. "Buenos pensamientos, buenas palabras y buenas acciones". Y que el karma se ocupe del resto, hasta que la muerte ocupe su lugar... 



domingo, 3 de noviembre de 2019

Lo peor de mentir...


Amigo mío!! Cuando mientes, únicamente te mientes a ti mismo. Aunque otras personas ya sea por crédulas o por tontas acepten esa mentira como una irrefutable verdad. Lo cierto es que el mentir es el arte insana de posponer la verdad, de salirte con la tuya hasta que con la suya se salgan los demás. Se trata de traicionar la confianza, de abandonar el camino recto y comenzar con rodeos para terminar llegando mucho más exhausto al mismo lugar. Lo peor de mentir es que tuviste la oportunidad de hacer menos daño diciendo la verdad.

domingo, 19 de mayo de 2019

Del amor aprendí !!


Del amor aprendí no con pocas sorpresas. Que muchos conocen la palabra por el orden de sus letras, pero no el sentimiento. Aprendí que está al alcance de todos, pero no todos lo encuentran. Que no es barato. Que siendo tanto necesita de tan poco que florece incluso en la pobreza. 
Aprendí que el amor no tiene brazos, pero tiene fuerza. Que no tiene piernas ni rueda, pero lejos llega. Que esta hecho de sonrisas, de lágrimas, que no evade la tristeza. 
Aprendí que el amor no mata, no hace daño a quien ama, que no discrimina, que el amor entre gente de sentido y sentir común, les empodera. Aprendí que el amor no es cuestión de números que no puede ser explicado, que en el amor no hay ciencia. (Gracias a Dios) 
Aprendí que el amor es contagioso, que engancha, que te enferma y cura, que te enferma y cura, y que se puede querer tanto al punto de llegar a tener agujetas. Aprendí que no tiene limites, que rompe barreras...

LPF.01f85

sábado, 7 de julio de 2018

Gracias!!


De un tiempo  está parte he asumido que puede que sea mi karma o mi buena o mala suerte, quien decida como voy a vivir o como será mi muerte, por encima de cualquier monumental esfuerzo. Y aunque desde entonces responda con silencio a todos los desprecios y agravios que me atavían. Irónica e inevitablemente, sigo resultando para algunos tan molesto como ni sus propios males podrían serlo. 
Sé que el mundo no es perfecto y doy gracias por ello. Sobre todas las cosas, porque yo tampoco lo soy ni podría serlo. A veces más que suerte es una cuestión elección y puede que todo se reduzca a eso. Por eso mil gracias doy a los que están y mis mejores deseos para los que se fueron.





jueves, 1 de marzo de 2018

Y lejos de lo que imaginas.





... Y lejos de lo que imaginas, mi felicidad no es la antítesis de tus principios ni se contraponen a tus valores. Mi felicidad nace de los dolores... de los dolores del parto de mi madre, del dolor de las últimas palabras ( Te quiero hijo. ) y el recuerdo de mi padre. Mi felicidad nace del desconsuelo de un amor que más que imposible,  pareciere incurable y que con nostalgia recuerdo. Y de quien se enfada conmigo porque no le hablo en bastante tiempo y aún así le importo tanto, que me lo recuerda sin que su orgullo le pueda impedir el acercarse, llegado el momento. Mi felicidad nace donde todo se marchita y muere, como si la felicidad adversa me fuere. 
Y para cuando todo lo que creo que hacerme feliz puede, simplemente se aleja  sin que pueda hacer nada al respecto. Sólo entonces, las cosas importantes, esas que en algún momento descuidé o dejé a la intemperie, abandonadas más que a la suya, a mi propia suerte, prevalecen. Y no pierden el brillo, ni mueren, no desaparecen y si tienen patas regresan o simplemente vuelven. A veces tan sólo, para coser mis alas rotas... 




sábado, 28 de enero de 2017

Inevitable.


Es "estúpido" pensar que la gente no puede cambiar. Sobre todas las cosas, porque nadie nació sabiendo, así que el saber es algo heredado que va más en función de como hemos sido educado, que en función de nuestro propio ser. 
El cambiar, es algo inevitable a nivel físico y mental. Una de éstas se puede retrasar y la otra sólo dependerá de tu capacidad de adaptarte al medio o de cuanto quieras perseverar en tu estupidez. 




domingo, 18 de diciembre de 2016

Sin embargo.



... sin embargo, no pasa nada por aferrarse a hacer lo correcto. Creo que nunca gané lo suficiente, hasta que no asumí suficiente riesgo. Creo que siempre perdí menos, de lo que me hizo creer mi propio ego. Y hasta entonces nunca tuve mayor razón para levantarme, que no fuera la de caer al suelo. Y me advirtieron lo que pasaría, muchas veces. Sin embargo, desde siempre he preferido ir más lejos. Porque nadie escarmienta por cabeza ajena, porque la misma similitud tienen el agujero y la brecha... sin embargo también es cierto, que no puedes romper las reglas sin antes conocerlas, porque en reticente y mediocre se convierte quien lo intenta, para no llegar muy lejos. 



miércoles, 23 de noviembre de 2016

Un hecho todavía lo es, aún cuando sea ignorado.












.... cierto es, que la vida pone a cada uno en su sitio. Pero no de la manera que creemos. Si te sientas a esperar a ver llegar el mal ajeno, sólo contemplarás el tuyo propio. Que la vida ponga a cada uno en su sitio no tiene que ver con dejar a la otra parte mal. Simplemente él estará donde debe y tú donde deberías estar. Ambos simplemente seguís vuestros caminos y el éxito que tengáis, no se medirá por los fracasos del otro jamás. De lo que no me había dado cuenta hasta hace muy poco, era de que ser feliz es un coñazo. Y que la felicidad es un mal hábito que se encuentra más en la virtud de creer que lo eres, que en los detalles o la realidad. Sólo que el ser humano es tan fantasioso que por pretenderla no contempla esos detalles ni siquiera cuando le hace daño a los demás. Por eso para ser feliz una buena parte se tiene que abstraer de la realidad. Por lo que bien podría decirse que la felicidad para algunos, es un vicio mal engendrado, que a veces muta en algo peor para luego morir cuando cree haberla encontrado. 


Artista Plástica: Frida Kahlo
Titulo: Columna rota. 




domingo, 20 de noviembre de 2016

Atesoro.







Atesoro más el silencio que las palabras, desde que no dice tanto lo que digo o al menos no tanto, como lo que mi silencio calla. Atesoro el lujo de una casa vacía, con las paredes tan limpias como blancas y un techo uniforme, al que no le hablo, porque no me habla, al que no beso, porque no me besa, al que le escribo, porque me resguarda. 

Atesoro el aire que respiro y únicamente suspiro por el que se me escapa. Atesoro las primeras veces, porque las últimas son más largas. Atesoro un tanto más el sudor, que las lágrimas. Será por lo que me cuesta y porque con lágrimas no se redime nadie ni se consigue ni se resuelve nada. Atesoro las primeras lineas, porque tienen la verdad escondida y sólo los que te quieren o estiman tienen el poder de interpretarlas, así como el silencio que ya no juzgo...

Atesoro más donde puse el corazón que donde tuve el acierto, porque donde tuve el acierto sólo tuve eso, pero donde puse el corazón, puse el resto. Y de eso puedo decir que no he perdido nada ni tan siquiera aquel primer lejano beso.


LPF.01f85
Artista plástico: Gustav Klimt

lunes, 14 de noviembre de 2016

La soledad.


La soledad a veces crea una profunda herida psicológica que distorsiona nuestra percepción y desordena nuestros pensamientos. Entonces nos hace creer que le importamos menos a los demás, de lo que realmente le importamos. 
La soledad a veces nos lleva en el mejor de los viajes y a lugares tan retirados, que para que nadie desespere sólo podremos ir con nosotros mismos. Sin embargo antes de embarcarnos hemos de dejar al resto como regalo, no nuestra ausencia sino un prolongado silencio propio del retiro.
Al parecer no todo el mundo sabe esto. Y tras un periodo de retiro y silencio de tu parte la gente se torna distante o deja de hablarte, como si todo el Universo tuviere que girar en torno a ellos. En muchas ocasiones son los mismos que temen encontrarse con su soledad, por eso prefieren salir de fiestas todos los fines de semanas, aunque no tengan nada que celebrar, únicamente porque no quieren encontrarse consigo mismo a solas y ese gran vacío que provoca la soledad. 
Y sólo por no haberse preocupado de haberse conocido a sí mismos. Su vida muta estrepitosamente en una realidad tan distorsionada, que simplemente ríen cuando debería llorar. Relegando el luto a un segundo plano a días de alcohol y de fiestas, creyendo que puede morir de felicidad. Y de repente esta misma gente se enoja y no sabe por qué, grita y no sabe por qué, se entristece y no sabe por qué, está alegre y no sabe por qué, vive y no sabe por qué y muere sin saber por qué...


sábado, 15 de octubre de 2016

Antídoto y veneno.


El amor es el antídoto para todo los males sin embargo cuántas veces puedes amar a alguien de verdad. Si se muriese tu madre, otra persona ocuparía su lugar en tu corazón? Le podrías llamar mamá? Para mí sucede exactamente lo mismo con el amor y esto lo digo sin el ánimo  de juzgar a nadie con mis palabras.
Hay gente que se enamora muchas veces y yo los comparo con personas que les ha tocado un premio pequeño de lotería varias veces. Y luego están los que se enamoran una vez y pienso equivalentemente en la magnitud de un premio único a proporción. Y entiendo que estos son, bastante más afortunados. 

Nota: @atascadillo: 
La equivalencia a la que me refiero es: 
Alguien que se enamora muchas veces, gana y pierde muchas veces. Quien se enamora una vez, ha decidido que gano lo suficiente independientemente de lo que cada quien piense. 



Moralmente incorrecto.


Defender los derechos de la gente pobre, es perpetuar la pobreza y su condición. No se nace pobre, por ende: La "gente pobre" no es una, raza o especie que se deba proteger. La pobreza es algo que simplemente se debe erradicar en todas sus formas...

miércoles, 21 de septiembre de 2016


Desde pequeño te enseñan a prepararte para lo peor. Así que de cierta manera, cuando te haces mayor, ya tienes algo de predisposición para ello. Aunque puede que nunca llegues a saber del todo o  a ciencia cierta que es lo peor que te puede pasar. Sobre todas las cosas porque muchos de esos momentos terminas por recordarlos con una sonrisa o porque simplemente entre ellos se suelen superar. Y para cuando maduras ya sabes que por duro que pueda ser cualquier momento por el que estés atravesando, siempre existirá la posibilidad de que podría haber sido peor, peor cuando pones en otra perspectiva, esa misma realidad.

Y la cuestión está, en que nos han enseñado a prepararnos para lo peor, sin embargo estamos bastante menos preparados para a pedir ayuda y en muchos casos para ni siquiera aceptarla. Haciéndote más fácil aceptar una falsa realidad o un destino plagado de fracasos, que la mano que te tiende, quien te quiere ayudar. De toda la vida "cuatro ojos siempre han visto mejor que dos".


Después..



Siempre son los días de después, el silencio de después o todo lo que viene después. Como si todo fuese a comenzar en otro momento o justo después. Como si el presente no contara y estuviese todo por hacer. Es como si fueran de mis pies las puntas, de mis dedos las uñas o de mi persona la piel. Es como si de todo fuera el final lo único que nos preocupa o lo que viene después. Mientras el presente nos alecciona con todo tipo de emociones, que en ocasiones posponemos, pretendiendo ser mejores, sin ni siquiera ser...