Mostrando entradas con la etiqueta Poemas sueltos.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Poemas sueltos.. Mostrar todas las entradas

martes, 3 de noviembre de 2020

Cierro los ojos.

Cierro los ojos 
Y todo calla 
y en silencio 
te hablo y me hablas.
No te olvido 
y a veces te extraño 
No me olvidas 
y a veces me extrañas.
Cierro los ojos 
y todo calla 
menos los recuerdos
menos tu mirada. 
Son tiempos difíciles 
para el amar y las almas
los suspiros se los lleva el viento
mucho antes 
que las palabras.
Cierro los ojos
más no por el miedo
y ofrezco al sediento sol
mi sudor y dulces lágrimas.
Y a ti 
mi silencio hecho letras 
pero entonces 
cierras los ojos
Y todo calla
A pesar de que no me olvidas 
y de que a veces 
aún me extrañas. 


LPF.01F85


miércoles, 30 de septiembre de 2020

Vengo...


Vengo de un tiempo lejano.
De mentiras e inventos desfasados.
Vengo del Ron, de la caña de azúcar, del habano. 
Vengo un tanto por ciento de todo lo que hice
y un poco menos de lo que me negaron.
Vengo de  palabras dulces y días grises 
Vengo de cientos de imposibles, 
y de un país libre con hombres encadenados.
Vengo del silencio de los que en silencio amaron
de la enseñanza olvidada, 
de donde el dinero mi esfuerzo no paga.
Vengo de grandes acontecimientos, 
y del trozo de muro que en Berlín no derribaron.
Vengo del mar estrecho 
del mismo punto de donde muchos otros no llegaron.
Vengo de pretender ser para otros
todo lo que esperaban, 
de soñar travesuras, de hacer locuras
y de haberlos decepcionado. 
Vengo de donde todo lo que hice,
ahora me hace mejor,
de donde lo peor sólo cicatrices dejó
y el odio es cosa del pasado.
Vengo de donde no se niega la lágrima, 
y se aprecia el error.
Vengo de un tiempo feroz,
donde la mujer quiere ser hombre, 
y el hombre quiere ser Dios...
Pero no es tanto de donde vengo,
sino hacia donde voy.  



domingo, 23 de agosto de 2020

Esto no es un diario...


.... Toda tu puta vida intentando hacer lo correcto...Toda tu vida intentando hacer lo correcto. Y al final pareciere que toda una vida se redujera a un solo momento. A la ira de Dios, al karma, a un puto loco, a un bicho, al silencio. Dicen que antes de morir tu vida pasa ante ti en unas fracciones de segundos y yo empiezo a creer de que se me están haciendo más que largos, eternos estos últimos momentos. Y sé que son mis últimos momentos, porque todo lo que parecía cosa del pasado, hoy mi corazón acelerado lo está reviviendo.

Y así hablo Zaratustra "Cuánto más alto quiere llegar un hombre, más en lo oscuro tiene que enterrar sus raíces" Y sin saber que tan lejos o alto he podido llegar, reconozco que ha hecho más por mí el dolor y la oscuridad, que mucho más de lo que pudieron hacer por mí  algunos de mis mejores amigos en algún momento o incluso cualquiera de las personas que me solía amar. Y no porque no les importara, también es verdad.

He tenido que renunciar a cosas, que jamás voy a lamentar. Pienso como soy entonces. Y tocado el fondo, lo mejor que te puede pasar  es que se mantenga blando, viscoso y oscuro, si es en ese punto donde se encuentra tu incomodidad. Para que no te acostumbres, para que no te quedes donde las cosas a veces parece que terminan y en realidad no han hecho más que empezar. En ese instante donde la puta vida, el puto Dios o la mierda del karma, decide darte otra oportunidad.  Para que la repulsión y los arranque de Fe te empujen, primero a saltar y después de un tiempo a volar. Así una y otra vez hasta el final. 



Sin animo de ofender. 

viernes, 12 de junio de 2020

Allí...


...
Recibo desde entonces los sacramentos
de esta larga y conflicta vida
para no encomendar mi alma al infierno
por la persistencia con la que mi dolor me convida.

Y en la puerta ya San Pedro
Que el dejarme entrar o no, decida
Y si no fuere merecedor de tal privilegio
sin descanso sea la vuelta bajo su égida.

Allí donde no me amaron.
Allí donde no os merecía.
Allí donde me abandonaron.
Todos los que para siempre me amarían.

Y allí con la adarga en el brazo.
Al final de la noche y cada día.
Os mantendré cálidamente en mi regazo
puede que en forma de cuaderno o cuartilla. 

Y sea entonces mi descanso el velar
y el saberos bien mi alegría
Y no quieran vuestros fieros enemigos que tenga que apelar.
Al valor de quien os ha de defender con hidalguía. 


Adarga: Escudo hecho de cuero y forma ovalada.


jueves, 11 de junio de 2020

Brisa

Brisa que arrulla las cortinas de mi habitación.
Dime si entre el candor y las frías sabanas,
osaron además de mi olor quedar flotando mis ganas
por encumbrar una noche de pasión..

Brisa que alegre en el cielo nubes trasplantas. 
Dile que mi corazón de aguardarle no se cansa, 
que no le teme tanto al silencio como al nudo en la garganta
de quien sabe que para vivir el amor no alcanza.

Brisa que cuando por el sur te levantas
transmutando mi dolor a  esperanza
sino fuera por lo que yo siento cuando tu me faltas
habría muerto la única mariposa en mi panza...

+ y con ella el amor...? 
- y con ella el amor... 
- y de vivir mis ganas.




LPF.01f85

lunes, 27 de abril de 2020

Arenas de soledad.


Tengo un reloj de arena
que cuando no miro,
parece contar hacia atrás.
Que siempre empieza el día
en el mismo momento
en el mismo lugar.
Tengo un reloj de arena
que no sabe contar
y por eso cuando no me ve
lo vuelvo a voltear.
Y a veces podría jurar 
que más que lo sabe, 
lo sabemos.
Y a veces nos juramos
no volver a hacerlo.
Supongo y a veces creo
que ambos suponemos, 
que por amor lo hacemos.
Porque nada es más grande, 
ni la distancia, ni el silencio.
Y a pesar del engaño y los años
suponemos por lo vivido
que en algún momento 
de perdonarnos habremos...
estado a puntos de besarnos, 
de echarnos de menos
de querer olvidarnos, 
probablemente sin reconocerlo.
Porque nada es más grande,
ni la distancia, ni el silencio
ni el dolor que con los años
mi reloj de arena
pretendió mitigar, 
deteniendo el tiempo. 


LPF01f85

martes, 7 de abril de 2020

Correspondencia...


Lo tuve todo,
la noche y el día,
pero no la luna ni el sol.
Bebí de cada lágrima 
hasta sentirme mal
y de cada sonrisa
hasta que me dolió.
Desposeído del placer y la ira 
le dije con una mirada
que le esperaría.
Como si el tiempo 
a detenerse fuera,
como si la muerte no me pudiera
como si olvidado o devorado 
por otras bestias a ser no fuera.
y más...
Como si la lujuria o la tristeza
el sudor de mi frente 
o la sangre que corre por mis venas,
mella a hacer no fueran...
en el espíritu del hombre olvidado
que decidió amarte 
como si de este planeta
la única mujer fueras. 
Como si mi alma 
en un lúgubre silencio
desde entonces 
en tus célibes besos y abrazos 
no se hundiera,
por corresponder un amor
sin correspondencia...




LPF.01f85

sábado, 15 de diciembre de 2018

Y qué ...



Y qué, si no te olvidé, 
y qué, si todavía en besarte 
encuentro placer. 
Y qué, si no me quieres
Y qué, si yo no te he dejado de querer.
Y qué, si me rompes el corazón,
y qué, si vuelvo una y otra vez.
Y qué, si la distancia no merma mi fuerza,
si el rendirme me da flojera.
si arreglo mis zapatos 
y zurzo mis heridas más viejas
justo por donde el dolor entra,
sólo porque mil días antes, te besé.
Y qué, si no me recuerdas.
Y qué, si a Dios por ti le pidiera
y tan altísimo señor 
riguroso cuidado me tuviera,
si en mis ojos solo lágrimas hubieran
si las flores para los muertos fueran,
Y qué, si la fe perdiera, 
en los brazos de otra mujer ...

LPF.01F85

#poemas #odaaunamujer


viernes, 9 de noviembre de 2018

Cuando mueran las flores...


Cuando mueran todas las flores,
cuando los árboles no se tengan en pie,
cuando en el viento del sur
no se note tu presencia 
o el agua deje de correr...
Cuando en mis tripas 
las mariposas mueran
cuando la soledad se revuelva
o el amor la distancia no venza
y la razón se abstenga
porque la verdad puede doler...
Cuando los deseos se cumplan 
a merced de quien los pidiera
como si del vivir 
solo eso lo importante fuera,
cuando el último hombre
abandone sus sueños
por el espino de las vallas
o el agua que hace su patera,
cuando en mi mesa 
pan para dos no hubiera, 
solo entonces te olvidaré.

LPF01f85

viernes, 31 de agosto de 2018

Prólogo...



Al amor que le profeso:
No aprendido
y fuera de cualquier lógica o ciencia.
Arte no póstumo,
pues sigue y sigo vivo,
sin mentiras 
ni por obra de algún tipo de artimaña,
sumisión, clemencia 
o la ignorancia
de haber sido tutelado
por quienes han creído
que otras vidas le pertenecen
adjudicándose el falso derecho
de arrebatarlas
por no sentirse amados.
Y movido
Sino más bien por la magia
de un silencio
que escribiendo le invoca
con la creencia
de que mover montañas podría
y alejarse de las malas lenguas
que curiosas se baten en la desidia
de creer saber lo que sin ella he vivido
ajenos a la soledad de mis días
y a lo que escribo.
Sin imaginar ni saber lo que me gustaría,
colar mi mano debajo de su falda
y colocar en mis labios su sonrisa.
Tan solo por acariciar su alma
 intentando ser dueño de sus noches y madrugadas
para compartir el milagro de someter a la duda
hasta que la felicidad nos bese los pasos
y demos gracias a la vida
por cada día que pasa
o simplemente por habernos querido tanto.
Al amor que le profeso,
van dirigidas estas palabras,
y a ella
el resto de mis días
y del amar todas mis ganas.

LPF.01f85

sábado, 28 de julio de 2018

Pesa menos el oro...

Pesa menos el oro 
que las palabras, 
cuando en un momento de ira 
no se guarda 
el hablar pronto 
y la calma. 
Porque bien sabe 
el que entonces habló 
que no decía
lo que pensaba.
Sólo por ver 
en la blanca luna
las grises manchas.
Por alimentar su corazón
con la angustia
de morir con el mismo hierro 
que mata.
Sin entender 
la belleza del silencio
la parte más blanca del pelo
ni el poder del indice
que a no hablar te invita
sólo para que no tengas 
que renunciar a nada. 
Pesa menos el oro
que las flores 
si el pecho le agita 
y una sonrisa le arrancan,
si el herido olvida la herida 
y le canta a la lanza.
Si el karma pagarte quisiera
con la misma bella sonrisa 
cada mañana....


LPF01f85

domingo, 20 de mayo de 2018

Y descubrir...

Y descubrir 
que duele más la ausencia 
que los días. 
Por lo pulcro del silencio
de quien pudo hacer 
y por temor 
el amar se guarda
haciendo tropezar 
la verdad y las lágrimas, 
con su apatía, 
más que con los besos. 
Y descubrir, 
que eran sus pechos
los que forma le daban 
a la suerte que le amparaba.
Y ahora maltrecho por las heridas
de los celos, la distancia y la hipocrecía
Pasa los días dando gracias a la vida,
más por lo que no le quita,
que por lo que le daba. 
Y descubrir,
que saben mejor los besos
en su boca pequeña
hecha de trozos de pétalos, 
espina, miel, cielo.
Hecha de flores secanas, pero no muertas
de lágrimas y esperanza
de casto e intachonado silencio.
Que en los labios de quien me idolatra
u ofrece sin reparo, 
la virtud entre sus piernas 
y voluptuosidad de sus pechos.
Y descubrir,
que no estaba hecho
de carne y huesos
ni de sanas costumbres
como el no amar o el olvidar...

LPF.01f85

lunes, 19 de marzo de 2018

Un beso.



Y con los labios,
el alma me besa. 
Y cuando me toca con sus pimpollas manos
mis sentidos se elevan.
Cuando me habla
el sonido melifluo de su voz
sonroja mis orejas. 
Y me mira
y mis ojos con una sonrisa
lo celebran. 
Pero cuando me habla
me toca, me mira y me besa.
La felicidad con mis huesos baila. 
Y se me hace mal ajeno, 
la tristeza. 
Y más...
Y los planetas se alinean
y los colores polinizan mis días
y se preña de ilusión la tierra.
Y sienten envidia 
los otros hombres, los dioses
el atardecer y las flores.
y se engalanan para mí
las horas muertas.
Y entonces le miro 
y le beso
y quiero que perdure ese momento.
Y amo al prójimo, 
y perdono a quien daño me hizo, 
con sus razones o sin saberlo.
Y sin saber como 
los días de sol se me amontonan
y la lluvia y los días nublados, 
se convierten en preludio 
de algo perfecto.
Y me maravillan todas las cosas
las más pequeñas, incluso esas, 
que no son hermosas.
Y entiendo el milagro de la vida,
y la espiritualidad de las cosas
si tú me miras
si yo te beso.

LPF.01f85




miércoles, 14 de febrero de 2018

Y en los días que vinieren....


...Y en los días que vinieren
si no te vuelvo a ver. 
Habré perdido todas las batallas,
habré el perdido el pelo y las ganas
la suerte y el alma,
pero no la fe.
Lo habré perdido todo,
incluso las palabras más sencillas,
mi razón de ser, la alegría
y para entonces
cerrar mis ojos podría
si en los días que vinieren,
no te vuelvo a ver. 
Porque encarar tus recuerdos, no podría.
ni olvidarte sin que el amor antes al cielo me eleve 
para dejarme caer,
en el nácar de tu sonrisa,
en la dulce sal de tu piel,
en la soledad sin ti de mis días 
arrugada en tinta indeleble 
y silencios de papel.
... si en los días que vinieren,
no te vuelvo a ver,
habré perdido todas las batallas
pero no, la fe. 



LPF01f85

miércoles, 6 de diciembre de 2017

Una vida.



Si mil lágrimas 
valieran por un alma,
de entre todas y tantas, 
y sólo por las de mi negra hermana
hubiese vuelto a la vida
cual si la muerte le excusara.
Si el dolor su ausencia aliviara
o lo repentino de su partida 
gran consuelo mi madre encontraría, 
en esta larga y triste jornada.
Hoy no cunde la tristeza
ni de diciembre la alegría, 
me faltaron años, dineros y abrazarle.
Nos faltaron días...

 Por eso embiste la muerte con fuerza,
y arremete contra el alma mía. 
 no  amansa mi pesambre la aurora,
ni el gesto de quien por compasión
 para bien a estar bien me implora 
o a olvidar me convida.
Como si a volver no fueras,
ahora que sangre eres de mi sangre
y cicatriz de mis heridas.
Como si a volver no fueras, una y otra vez,
pero no entre lágrimas
o al menos no entre las mías.
Como si no supieran que tu muerte y mi dolor
son misma parte de una vida.



Para: Arquímedes Cobas (Papá) 


lunes, 20 de noviembre de 2017

Si bastara...



Si bastaran unas letras 
y todo lo que soy.
Si bastara mi sangre 
y de todo lo vivido, 
el amor.
Si bastaran tu soledad y la mía
para cerrar la herida
y mitigar el dolor.
Bien a desamparar tendría 
las lágrimas y esta melancolía 
que tacha mi debilidad  
y no la porfía
de quien no puede amarme
tanto como le amo yo. 
Si bastara una poesía
sin importar la lengua 
le escribiría,
hasta que la tinta cobrase vida 
o en el intento la perdiese yo. 
Si bastaran unos años, 
unos días,
si bastara una vida
o al menos ésta 
o la mía.
Solo por tenerte ,
no moriría... 
Oh dulce y gélida melancolía,
si bastara con olvidarle le olvidaría... 
Le olvidaría, pero no hoy.



LPF.01f85

martes, 31 de octubre de 2017

Desde entonces...



Desde entonces
no he vuelto a jurar.
Desde entonces, 
no he vuelto a creer.
Desde entonces
no han vuelto mis labios
a sellar promesa alguna
por más que lo procurase la luna
o velas negras ardiesen
para iluminar mi ser.
Desde entonces he visto 
mil atardeceres perecer
y todo lo que eran 
más no todo lo que fue.
He visto volar rasante una estrella
y el deseo de quienes le alientan a no caer.
He visto el mismo vuelo 
en alguna lágrima,
pero sin esperanza ni fe.
He visto al eco 
heredar una frase, una palabra
para romper el silencio
por el desasosiego 
de no volverla a ver. 
Desde entonces, 
he visto algunas olas, 
a la playa no volver.
Y de las cosas más viejas, el alma
y en mis sueños tu sonrisa
alguna vez.
He visto tanto, tanto
pero como tú,
a nadie más he podido ver, 
por cálido que fuera el verano,
por crudo que fuera
el invierno cruel.


LPF.01f85

domingo, 24 de septiembre de 2017

Lo que no tengo.



Tiene mis recuerdos
y a la intemperie
cada letra y lo que siento.
Sabe todo lo que no soy
y tiene de su parte el tiempo. 
Tiene todo lo que no tengo
y mi felicidad, 
y mi tristeza,
y mi aliento. 
Tiene mi alma
y en su mano estrujado
todo lo que guardaba en el pecho
tiene mi orgullo
y es la dueña 
de la parte más clara  
de mi silencio.
Y tiene los colores, la primavera
tiene la luna y el sol
tiene todos los finales 
y los comienzos.
Tiene mi última lágrima 
tiene el último beso. 
y atada a su sonrisa 
mi esperanza,
y todo lo que anhelo. 
Tiene mi suerte y mis ganas
y más que las noches
tiene mis sueños,
tiene la única gota de agua,
por la que de sed muero.
y la sal de mar salada
y el azul del cielo.
Tiene los andares, y la mirada...
Y yo que por no tener,
ni siquiera a quien culpar
de mi desdicha tengo.


LPF.01f85